lunes, 18 de junio de 2012

Que hacer cuando uno no quiere hablar con mamá.

Habrá que hacer una campaña en contra de la Anorexia. Ser mamá es bonito.

http://lucyzafary.blogspot.com/2012/04/imagenes-que-rompen-con-toda-logica.html


http://es.wikipedia.org/wiki/Autismo
http://www.guiainfantil.com/salud/cuidadosespeciales/autista.htm
http://www.innatia.com/s/c-dietas-balanceadas/a-serotonina-para-depresion.html
http://www.autismo.org.es/AE/default.htm
http://www.laopinion.com/importancia_tener_amigos
http://estudiosindependientes.com/tienda/descargas/violencia/La_importancia_de_tener_amigos.pdf
http://educacion.cc/la-importancia-de-los-amigos-en-la-adolescencia/



http://www.todohistorietas.com.ar/manolito.htm
http://www.todohistorietas.com.ar/felipe.htm









http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_medicina
http://es.wikipedia.org/wiki/Hip%C3%B3crates
http://es.wikipedia.org/wiki/Galeno
http://es.wikipedia.org/wiki/Medicina_china_tradicional
http://es.wikipedia.org/wiki/Alquimia
http://es.wikipedia.org/wiki/Farmac%C3%A9utico
http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_farmacia
http://es.wikipedia.org/wiki/Biotecnolog%C3%ADa
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001522.htm


http://es.wikipedia.org/wiki/Papiros_de_Berl%C3%ADn



Eso es mucho ojo!





Cirugía reconstructiva.

Fue la Primera Guerra Mundial el momento en el cual se impulsa la Cirugía Plástica tal y como la conocemos hoy en día, pues el enorme número de soldados víctimas de la guerra con heridas por proyectiles que desfiguraron sus rostros y sus cuerpos forzó la formación de centros especializados en reconstrucción de heridos tanto en Europa como en Estados Unidos, donde esta especialidad no estaba reconocida. En estos centros surgen grandes cirujanos plásticos como Morestin, Sir H. Gillies, y V.H. Kazanjian creadores del instrumental y técnicas de reconstrucción que aún hoy día usamos y llevan sus nombres. Posteriormente durante la Segunda Guerra Mundial el campo de la cirugía plástica incrementa y deja de estar más o menos confinada a la reconstrucción maxilofacial.

El Dermátomo lo inventa Padget en 1939 en colaboración con Hood un ingeniero mecánico, aunque la idea de aparatos que tomaran injertos de piel de un espesor constante ya había sido desarrollada por Finochieto, un cirujano argentino quien inventó un cuchillo calibrado en 1920.

En los períodos de paz entre estas guerras y el posterior a la Segunda Guerra Mundial ha habido un gran desarrollo de la cirugía estética.

La cirugía plástica es considerada por el Dr. Frederik Mclorg como una disciplina quirúrgica resolutiva de problemas. La cirugía plástica extiende sus actividades quirúrgicas no sólo a la piel y sus anexos, también a los tejidos adyacentes en áreas del cuerpo como la cara y la mano, el cuello y la pared abdominal, las extremidades y el aparato genitourinario, los senos y el cuero cabelludo, además se extiende en procedimientos que implican la cirugía vascular y microvascular, cirugía de nervios periféricos, trasplante de músculos y tendones e incluso artroplastias y osteosíntesis traslapándose así con la cirugía ortopédica.



Campos de influencia de la cirugía reconstructiva:

Fracturas complicadas del esqueleto craneofacial
Malformaciones congénitas del esqueleto craneofacial y de la cara (cirugía de labio y paladar hendido)
Reconstrucción de la piel y estructuras nerviosas de la cara
Cirugía oncoplástica o cirugía plástica oncológica: reconstrucción después de cirugía de extirpación tumoral. Especialmente en mama y cabeza y cuello.
Ulceras por presión
Ulceras varicosas
Quemaduras por fuego directo, escaldadura, electricidad, químicas, por congelamiento.
Reconstrucción de tejidos blandos asociados a fracturas previa o durante la Cirugía ortopédica.
Cirugía de mano: reconstrucción postraumática, reimplantes, trasplantes
Corrección de defectos congénitos y por enfermedades degenerativas como la artritis reumatoide.
Corrección de los genitales en las personas transexuales.






El asalto al Comando Sanidad del ejército de Buenos Aires.
http://es.wikipedia.org/wiki/Asalto_al_Comando_de_Sanidad_del_Ej%C3%A9rcito

A la 1.30 del 6 de setiembre de 1973, el soldado dragoneante Hernán Invernizzi, que estaba a cargo de los relevos de los puestos de guardia, fue al acceso de la calle 15 de Noviembre y ordenó a los centinelas que abrieran el portón para dar entrada a un camión que, según dijo, traía mercadería para el Comando. Así lo hicieron y entró un camión F 100, carrozado perteneciente a una empresa comercial seguido de un automóvil particular. Invernizzi amenazó a la guardia con su arma y les ordenó que caminaran lentamente detrás de los vehículos, que siguieron hasta el edificio principal del comando. Guerrilleros que bajaron de los vehículos sorprendieron al teniente primero Rutch y a otros soldados y ante un intento de tomar las armas dispararon hiriéndolos en la pierna al oficial y en la cadera al soldado; también resultó herido un guerrillero, que fue evacuado de inmediato. Posteriormente Invernizzi y dos guerrilleros recorrieron los puestos restantes y redujeron por sorpresa a los soldados de vigilancia, luego de lo cual esposaron y amordazaron a todo el personal, previamente desarmado, aconsejándoles que estuvieran tranquilos que nada les iba pasar.

Mientras tanto otros de los incursores tras forzar la puerta de la sala de armas comenzaron a cargar en el camión 150 fusiles FAL y los cajones con la respectiva munición para esas armas, así como material de sanidad. Siendo aproximadamente las 3.30, en una distracción de quienes los custodiaban, dos conscriptos escapan del cuartel y se dirigen a la seccional de policía ubicada a tres cuadras pero a una cuadra del Comando, se encontraron con un patrullero policial al que explican la situación y en pocos minutos la policía cercó el lugar y bloqueó con camiones las salidas de vehículos. Posteriormente arriban fuerzas de Ejército que a las órdenes del Teniente Coronel Duarte Hardoy, 2º Jefe del Regimiento 1 “Patricios” desplegaron en todo el perímetro del cuartel cañones sin retroceso, ametralladoras pesadas y otras armas de menor calibre.
Los ocupantes pidieron una tregua para sacar a los heridos, a los que ya habían dado primeros auxilios, y al ser aceptada sacaron por el portón de la calle 15 de noviembre y dejaron en la acera al teniente primero Rutch y el soldado Degdeg, que fueron trasladados inmediatamente en una ambulancia al Hospital Militar.

A las 5.20 el jefe militar intimó la rendición, luego de una serie de disparos realizado por personal militar desde terrazas de edificios vecinos que daban sobre los fondos del Comando que obligaron a los guerrilleros a replegarse sobre los edificios interiores mientras el teniente coronel Duarte Ardoy penetraba al predio con algunos efectivos.[1] Los ocupantes, que se habían refugiado en la sala de guardia, intentaron comunicarse por teléfono con periodistas, legisladores y jueces, y finalmente decidieron rendirse. Años después, Invernizzi declaró que pese a poseer un alto poder de fuego gracias a las armas capturadas, ya al planificarse la operación se había decidido no poner en riesgos al vecindario y al personal civil. Los guerrilleros comenzaron a salir con las manos en la cabeza a la calle Combate de los Pozos y cuando todavía no lo había hecho la totalidad se escuchó en el interior de la unidad militar tiros de fusil que, según se supo, mataron al teniente coronel Duarte Ardoy. Los 13 guerrilleros que permanecían en el cuartel fueron detenidos y procesados por homicidio calificado, lesiones graves, abuso de armas, asociación ilícita, robo calificado, tenencia de armas de guerra y privación ilegítima de la libertad. Invernizzi recibió la pena de reclusión perpetua y otro participante, Eduardo Anguita, fue condenado por esta acción a 16 años de prisión.




De inmediato la población civil se organizó improvisando estaciones de auxilio. La gente que podía donaba artículos y contribuía como le fue posible al esfuerzo de recuperación; esto incluyó mover piedras a mano, regalar linternas, cascos de protección, etcétera. Automóviles civiles se tornaron en vehículos de auxilio. Líneas de personas movían medicamentos para ser inspeccionados y posteriormente ser suministrados. Las primeras acciones organizadas fueron realizadas por los grupos Guías y Scouts de las localidades afectadas, mismas que fueron sostenidas durante varios meses con la atención de damnificados. Cruces dibujadas con un color rojo sobre papel eran suficientes para identificar personal o locales de auxilio. Fue notoria la ausencia de una respuesta inmediata y coordinada de parte del gobierno de Miguel de la Madrid. El propio presidente demoró tres días en dirigirse a la nación y tomó otro tanto en comprender la magnitud de la desgracia. Debido a la falta y la tardanza de acciones por parte del gobierno federal, la población civil tomó en sus manos las labores de rescate. Eso implicó la auto-organización de brigadas, reforzadas especialmente por estudiantes de las carreras de medicina, ingeniería y ciencias. La UNAM, a pesar de no haberse visto afectada directamente, cerró sus puertas una semana suspendiendo clases para que los universitarios que así lo desearan pudieran integrase a las brigadas de rescate y ayuda. También fue notable el hecho de que la policía y el ejército tardaron en hacer presencia y su labor inicial se limitó a "resguardar" los edificios destruidos.

Diversos países enviaron ayuda humanitaria a México, entre la que se encontraban: víveres, ropa, equipos de auxilio, material de primeros auxilios, casas de campaña con capacidad para instalar 50 personas, equipos de supervivencia, potabilizadores de agua y diversos materiales más. Versiones extraoficiales indican que la mayor parte de dicha ayuda fue acaparada por miembros del gobierno de Miguel de la Madrid y no fue entregada a los socorristas de la Cruz Roja Mexicana o a la población que estaba debidamente organizada. Grupos de artistas llevaron a cabo funciones benéficas y reunieron víveres y medicinas para ayudar "a nuestros compatriotas en desgracia". Los reporteros del periódico El Universal, en sus recorridos por los albergues de las zonas afectadas por los sismos, vieron a actrices y cantantes como Yuri, Lilia Prado, Talina Fernández, Jeanette Arceo, María Medina, Ofelia Cano, Gloria Mayo, Rosenda Bernal, Pilar Pellicer, Columba Domínguez, Vicente Fernández y Gloria Mestre ayudando a sus semejantes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada